25 de diciembre de 2012

Los masones del exilio vienen sangrando detrás de Franco

Descripción:
El Grande Oriente Español estigmatizado. Entrevistas a Enrique Barea y José Armengol en México, año 1944. El conflicto entre la Gran Logia Española y el Supremo Consejo Español contra el Grande Oriente de Lucio Martínez Gil: el apoyo del Gran Oriente Federal Argentino - G.O.F.A. a la Masonería liberal y adogmática.
Las dos vertientes se enfrentan. La disputa se traslada al Río de la Plata a través de la revista El Nivel.
Unas pocas notas para entrever el complicado panorama masónico mexicano de la época y de los masones retratados en las fotografías.
Apéndices documentales.

"La sangre sirve solo para lavar las manos de la ambición".
Lord Byron


Servera, la Gran Logia Valle de México y el Gran Oriente Español en el exilio. El Gran Maestre del G.´. O.´. F.´. A.´. en su viaje a México en octubre de 1947. Aquí, según nos muestra la fotografía, reunido en un ágape íntimo con -de izquierda a derecha- el Gran Past Master IL.´. H.´. Valentín Rincón, el mismo Miguel Servera, el Gran Maestre IL.´. H.´. Pedro Téllez Maldonado y el Gran Maestre Lucio Martínez Gil.
Fuente: Archivos del G.´. O.´. F.´. A.´.


En el grabado aparecen los Hh.·. Ávila, Martínez Gil, Servera, Rivera Pérez y Rincón Gallardo.
Fuente: Verbum, Cuarta época, Año XVIII, Nº 40, Buenos Aires, Enero-abril de 1952.

La Gran Logia Valle de México en aquella época se relacionaba con los masones y Obediencias Liberales, a pesar de ser "regular". Más aún, la Gran Logia de Chile -regular- fue la primera en reconocer al Gran Oriente Federal Argentino en 1940, asimismo, después también lo hizo la Gran Logia de la Masonería del Uruguay. En aquella época existía una mayor apertura, puede decirse, fraternal.
En la primera fotografía como ya cité, aparecen el varias veces Gran Maestre del G.O.F.A., el español exiliado Miguel Servera, el ex Gran Maestre de la Gran Logia Valle de México para el período 1943-1945, Valentín Rincón, y el que en ese momento es señalado por las referencias publicadas adjuntas al material de archivo, el Gran Maestre Pedro Téllez Maldonado. Por último, el vapuleado Martínez Gil.
En la segunda fotografía también aparece Alfonso Rivera Pérez, que fuera Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica Independiente Mexicana para el período 1943-1944, y electo, según señala el diccionario masónico de Lorenzo Frau Abrines, Gran Maestre de la Gran Logia Valle de México de LL. y AA. MM. a partir de 1945. Esta misma publicación indica que Téllez Maldonado ocupaba solo la función de Primer Gran Vigilante de dicha Obediencia en esa misma fecha. Ambos para el ejercicio del período 1945-1947.
Se mencionan otras Grandes Logias y escisiones en aquel período. Cabe acotar que entre 1939 y 1943, por ejemplo, existieron dos Grandes Logias llamadas Valle de México, unificadas en agosto de ese último año. Lo cierto es que estos tres prominentes masones mexicanos mencionados serán los artífices de cierta unidad dentro de aquella Masonería nacional al firmar, como representantes de distintas Potencias, un Pacto de Unificación en noviembre de 1944, hecho efectivo a partir de marzo de 1945.
Dice el citado diccionario masónico:
"(...) No fue tan solo la unidad masónica (...) la que hace destacar la actuación del V. H. Valentín Rincón como Gran Maestro de la Gran Logia Valle de México en el ejercicio 1943-1945; su brillante actuación culmina cuando ya en las postrimerías de su período en la Gran Maestría, otorga asilo y hospitalidad a las dos Altas Potencias Masónicas Españolas que hubieron de ausentarse de sus respectivas jurisdicciones territoriales (sic) a consecuencia de la persecución de que eran y son objeto. Al brindarle asilo y hospitalidad, tanto al Gran Oriente Español en Exilio como a la Muy Respetable Gran Logia Española, da una positiva interpretación al espíritu de universalidad que anima a nuestra Institución (...)".
Esta política de fraternidad y mutua relación entre Obediencias americanas y/o latinas fue lo que provocó la reacción en los años 40 y 50 de la Gran Logia Unida de Inglaterra y su campaña de represión en Latinoamérica para alinear y poner bajo su tutela a todas estas "ovejas descarriadas" que desarrollaban una Masonería a su medida, dispuestas a unirse en bloque para afrontar sus problemáticas comunes.
Acá el problema lo constituye Lucio Martínez Gil, al cual los franceses no dejaron reorganizar el Grande Oriente Español en Francia y se fue para México. Allá parece que quedó en desventaja ante Enrique Barea, Gran Comendador del Supremo Consejo 33 en el exilio y José Armengol, Gran Maestre de la Gran Logia Española que quiso acreditarse la "Regularidad" y asimilarse a los cuerpos ya existentes en los países que los hospedaron (aunque manteniendo sus privilegios de grados y estructuras jerárquicas "en exilio").
Parece que la discusión de fondo era por la invasión de la jurisdicción territorial que se le achaca a Martínez Gil al mantener un núcleo del G.O.E. independiente. Jurisdicción territorial que por otro lado jamás respetó la misma Gran Logia Unida de Inglaterra ni en Argentina, ni en Brasil, ni en Uruguay.
La Gran Logia de la Masonería Argentina del Rito Escocés Antiguo y Aceptado aprovechó para hacer propaganda panfletaria contra el G.O.E. en México y de paso atacar a sus aliados del G.O.F.A. en Argentina que cobijaron a los exiliados como Augusto Barcia Trelles, Manuel Blasco Garzón, Luis Jiménez de Asúa, Juan Manuel Iniesta, etc., y que, en pocos años, ya en los primeros de su existencia, opacó el accionar de las Obediencias Regulares de la región.
Por eso en el período 1947-50 la Gran Logia de Inglaterra quiso destruir la Conferencia de Montevideo a la que acudieron como organizadores, entre otras 51 Potencias, el G.O.F.A. y el G.O.E., y en 1950 "excomulgó" a la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, por apoyarlos.
Ahí tenemos entonces que el G.O.F.A. en toda su existencia (1935-1957) y hasta último momento, apoyó al G.O.E. en el exilio y recordemos que las Logias del Grande Oriente Español (agrupadas en nuestro suelo bajo el nombre de Gran Logia Filial Hispano Argentina) fueron la base, aportando el 50 % de estructura para constituir lo que sería la Gran Logia Nacional Argentina (1926-1932), algunas de cuyas Logias constituyeron el Gran Oriente Federal Argentino a partir de 1935. Estas dos Potencias opuestas al tronco histórico (aunque carente de unicidad en sus primeros 100 años de existencia) de la Masonería Regular anglosajona.
Estas entrevistas fueron realizadas en México y plantean el inacabable tema de la "Regularidad" masónica, pero esta vez generado en el seno de la Masonería española en el exilio. Las referencias completas de los textos están en el apartado correspondiente, al final de los documentos, y fueron reproducidas en la década de los años 40 por la revista El Nivel de extracción anglosajona y opuesta al Gran Oriente Federal Argentino - GOFA, Obediencia esta última que tenía íntima relación con el Grande Oriente Español bajo la Gran Maestría del Hermano Martínez Gil.
El que fuera en repetidas ocasiones Gran Maestre del G.O.F.A., y también español, Miguel Servera, visitó en reiteradas oportunidades a Martínez Gil en México, como se aprecia en las fotografías, manteniendo una muy cordial relación con otras Potencias.
*
*   *
1.
Hablando con el Venerable Hno.´. José Fernández Armengol, Gran Maestro de la Gran Logia Española en el exilio (1).

Lo encontramos en el Orfeón Catalán, risueño y leyendo un número de El Monitor Masónico, por el cual siente un verdadero afecto. Para don Pepe, así le llaman todos los hermanos, los años no pasan. Goza de perfecta salud, es jovial en su charla, optimista por temperamento, y, como buen masón, ansioso de que llegue la feliz hora del triunfo de las democracias.

-¿Qué les trae por aquí?

-El cumplimiento de un deber.

-Si en algo puedo ayudarles.

-¿Se encuentra usted bien en México?

-Admirablemente. Aquí he encontrado apoyo, simpatías, consideraciones y afectos en todos los sectores. Por donde quiera que voy no encuentro más que veneración... (las lágrimas asoman en sus pupilas). Los hermanos mexicanos merecen mi gratitud, la primera virtud del masón.

-¿Cuál cree usted que debe ser la actuación de los hermanos españoles acogidos en México?

-Lo he dicho antes y lo repito ahora. Todos los hermanos refugiados en el continente americano tienen el deber de trabajar activamente sumándose a las logias regulares del país en que se encuentren y prestarles todo su calor y su apoyo en los trabajos.

-Así opinamos también los hermanos que integramos la redacción de El Monitor Masónico.

-Yo lamento que unos pocos, muy pocos afortunadamente, no lo entiendan así, pero confío en que en un no lejano día lleguen a comprender que solo con la regularidad masónica se puede hacer obra práctica y generosa.

-¿Cuántos años de vida masónica cuenta usted?

-Más de cincuenta y siempre en actividad. Vivir es actuar; la acción es la vida. Los hombres y las instituciones solo pueden subsistir a base de esfuerzo generoso y de impulso de pensamiento.

-¿Cómo ve el porvenir?

-Con optimismo insuperable. Los postulados de la Masonería se impondrán amorosamente apenas termine la terrible tragedia de la actual guerra de liberación de la humanidad. Caerán las dictaduras para no levantarse más y sobre sus cenizas brotará una sociedad más humana, más libre, más justa y más inteligente. Con el triunfo de las Democracias triunfará la Masonería, la institución más noble y más digna a los ojos de todos los hombres buenos, de todos aquellos que aman el bien por el bien mismo, en fin, de todos aquellos que anhelan el advenimiento de la confraternidad universal.

-¿Son muchos los hermanos españoles que trabajan en las logias regulares de México?

-Pasan de doscientos...

-¿De la Gran Logia Española?

-Y del Grande Oriente Español. Trabajan confundidos con los hermanos mexicanos y en armoniosa y fraternal colaboración. Yo entiendo que aquí en el exilio nos debemos todos a los organismos mexicanos, por solidaridd y para corresponder a la gratitud que les debemos. Repito, no debemos olvidar que la gratitud y la lealtad son las dos primeras virtudes que debe cultivar y practicar el buen masón.

-¿Quiere algo de los hermanos de El Monitor Masónico?

-Quiero hacerles patente mi gratitud por lo mucho que han hecho en pro de este viejo hermano y de los demás hermanos españoles. Dé, de mi parte, un fuerte abrazo fraternal a Alfonso Castro Loyo, Francisco César, Raúl Cordero Amador, José Garci Crespo, Luis J. Zalce, etc., etc.

-Así lo haremos.

Y con estas palabras nos despedimos de José Fernández Armengol, Gran Maestro de la Gran Logia Española en el exilio, cuya conducta e ideas nos sugieren este comentario: ¿Qué opinarán de aquella y de estas los HH.´. Lucio Martínez Gil y la veintena de HH.´. del Grande Oriente Español en el exilio, que han olvidado que "la gratitud y la lealtad son las dos primeras virtudes que debe cultivar y practicar el masón?"
El Grande Oriente Español en el exilio recibió hospitalidad, espiritual y materialmente, de la Gran Logia Valle de México. La inmensa mayoría de sus miembros se afiliaron en diferentes Logias de Valle de México. Sólo Martínez Gil y su pequeño grupo, tras de disfrutar durante algún tiempo de la hospitalidad nuestra, invadieron la jurisdicción de la (Gran) Logia Valle de México y celebraron Tratados de Amistad con cuerpos irregulares como la Gran Logia Independiente de México y el Rito Nacional Mexicano.
Tan censurable conducta implica una triple deslealtad: como masones han faltado a la que deben a la Gran Logia Valle de México, como españoles, al contribuir a ahondar las divisiones existentes entre organismos mexicanos, al país que les dio abrigo; como Gran Maestro Don Lucio y como miembros del Gran Oriente Español en el exilio, quienes lo siguen, a la que le juraron a este, porque al invadir la jurisdicción de una Potencia Regular y al celebrar Tratados de Amistad con cuerpos irregulares, han hecho que el Grande Oriente Español en el exilio caiga en estado de irregularidad. De todo lo anterior corremos traslado a todas las Grandes Logias Regulares que, por ignorar estos antecedentes, aún sostengan relaciones fraternales con el Gran Oriente Español en el exilio para que sepan a que atenerse.

*
*   *
2.
Opiniones del Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo Español Grado 33 en el exilio Il.´. y Pod.´. Her.´. Enrique Barea (2)

-¿Qué nos dice de los hermanos mexicanos?

-¡Son admirables! Nos han recibido como una madre recibe a sus hijos caídos en la desventura. Tanto el simbolismo como el filosofismo, nos han recibido digna y fraternalmente, no nos han regateado su solidaridad y afecto.

-¡Cumplieron con su deber!

-México es una tierra hermana que debemos amar sincera y ardorosamente, sin reservas, con intensa gratitud, porque en los momentos más críticos ha estado a nuestro lado. La España peregrina ama a México con toda su alma, con todo su corazón, porque aquí encontró lo que ingratamente en otras tierras se le negó.

-¿Trabajan activamente los hermanos españoles?

-Indudablemente. Los simbólicos trabajan en las Logias regulares de la Gran Logia Valle de México y los filosóficos en las Cámaras que actúan bajo los auspicios del Supremo Consejo de los Estados Unidos Mexicanos...

-Un pequeño grupo se ha incorporado a los cuerpos irregulares...

-No me hablen de las cosas irregulares. En Masonería no cabe más que la regularidad, que significa disciplina, comprensión, sabiduría y belleza. Bajo este cuadrilátero se refugia la verdadera alma masónica.

-¿Cómo ve el futuro, Ilustre Hermano?

-Creo en el triunfo pleno de las Naciones Unidas. De esta sangrienta conflagración brotará una vida nueva, una vida mejor, más justa, basada en la libertad, en el Derecho, en la Justicia y en la Fraternidad. En la estructuración de la naciente humanidad, de la nueva sociedad, la Masonería, nuestra Augusta Orden, influirá mucho.

-¿En todo el mundo?

-La Masonería no reconoce fronteras. Es un frente en favor de la civilización y de la felicidad de los pueblos, contra la opresión, contra la tiranía y contra la negación del derecho de libertad. Donde está la tiranía, allí va la Masonería, presentándose, unas veces con mandil y otras sin mandil, según lo exigen las circunstancias. Actuar siempre, porque vivir es actuar; porque la acción es vida. Los hombres y las instituciones sólo pueden subsistir a base de esfuerzo generoso y de impulso de pensamiento.

-¿Vive usted feliz?

-Tranquilo de conciencia, con la satisfacción del deber cumplido. En las horas más duras de mi vida siempre me he acordado de aquellas palabras de José Martí: "El deber es feliz, aunque no parezca, y cumplirlo puramente eleva el alma a un estado de perenne dulzura".

-El martilleo perenne es nuestro deber, ¿verdad?

-Exactamente. La Masonería es eterna. No es blanca espuma que deshace el viento, ni altiva cumbre que desafía las tempestades; no es blando cieno movedizo que se acomoda a las circunstancias, ni dura roca, indiferente y fría, que repele las ráfagas del pensamiento y las auroras de oro de la civilización... Es la Verdad, es la Razón, es la Democracia. Vive en los planos de la conciencia que rigen la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Su constante lucha es por la verdad, por la virtud, por el mejoramiento social, sin dejarse llevar por lo mezquino, por lo sectario, por lo pasional.

Reproducimos con íntima satisfacción estas sinceras opiniones, y destacamos los párrafos que se refieren a la masonería irregular, que tan exactamente interpretan nuestra propia manera de pensar sobre este particular, llamando la atención de los masones que en nuestro territorio se burlan de la regularidad masónica y caen, en consecuencia, bajo las sensatas apreciaciones que le merecen a este hermano la irregularidad de esos cuerpos.

Referencias

(1) De un reportaje publicado en la Revista El Monitor Masónico, de México. Reproducido en la Revista El Nivel, ógano oficial de la Gran Logia de la Masonería Argentina del R.E.A.A., Año 2º, Buenos Aires, enero de 1944, Nº 10, pág. 276.

(2) De un reportaje publicado en la Revista El Monitor Masónico, de México. Reproducido en la Revista El Nivel, ógano oficial de la Gran Logia de la Masonería Argentina del R.E.A.A., Año 2º, Buenos Aires, julio de 1944, Nº 16, pág. 430.

Apéndice documental I

El complejo tema del exilio español ha sido motivo de controversia y ha suscitado no pocas polémicas desde el inicio mismo de la Guerra Civil y la posterior dictadura de Franco. Más aún con la vuelta a la democracia y la reconstrucción de la memoria histórica de todo un pueblo que se vio avasallado en su libertad por un sometimiento de cuarenta años.
Todavía persiste con fuerza la influencia de dos aliados poderosos en otras épocas: la Iglesia (otrora representada por el Opus Dei) y la extrema derecha política. En este aspecto, el juez Garzón fue una de sus actuales y más notorias víctimas.
La Masonería adogmática y liberal Sudamericana, encarnada en el Gran Oriente Federal Argentino, prestó su inmediato apoyo moral, y más aún, su eficaz ayuda activa e integradora a la Segunda República y los masones españoles.
Dichas acciones estaban enmarcadas dentro de un espíritu acorde a las problemáticas planteadas por la época, y tuvieron estas fiel cumplimiento en coherencia con los ideales programáticos adoptados por la nueva Obediencia nacida en 1935, es decir, la plena inserción social y una visión de sesgo humanista, laica, de libertad absoluta de conciencia, racionalista y desmitificadora de la historia; asumió posturas claras de denuncia y lucha contra los elementos fascistas que amenazaban con infiltrarse en todos los ámbitos y estructuras sociales, manifestación de ideas que quedaron plasmadas en su Carta de Principios.
El siguiente documento del G.O.F.A. así lo demuestra. Fue gestado durante el período de tiempo en el que la guerra se encontraba en su punto álgido, siendo editado después junto a otros papeles que revelan la tarea cumplimentada entre los años 1935-1938 por la nueva Potencia argentina que cobijará, como ya dije repetidas veces, a prominentes masones exiliados.
Sobre el problema español sostenía el G.O.F.A.:

"(...) Una continuidad espiritual, una continuidad material, historia y sangre, raza y pensamiento, hogar común, lenguaje y afección y tendencias, gravitación de atavismos, todo nos une y nos fusiona.
Pero... Y si no hubiera sido España?
Los términos del problema, angustiosos y perentorios, son los mismos. Era el imperativo del deber. Luchamos por la libertad, contra la opresión y el despotismo. Igual hubiera sido nuestra reacción frente a la iniquidad, a la violencia bárbara, a este brutal concepto de la vida, que se empeña en desconocer el significado de 20 siglos de civilización, para hundirnos en las tinieblas de un pasado remoto al que solo iluminan resplandores siniestros de incendios, de depredaciones, de matanzas; desesperación y dolor de humanidad esclavizada, frente a la mesa del festín (...).
No tenemos, ni queremos dar otra explicación a nuestra actitud; cumplimos abnegadamente con todo nuestro deber.
Por haberlo así entendido, mientras quienes se dicen y se creen masones argentinos (Cangallo -con esta referencia alude a la sede, así llamada por la calle en la que estaba ubicada, de aquella Masonería autodenominada "regular"-), formulan ante estos acontecimientos la declaración que negándonos al comentario reproducimos":

"(Memoria leída por el Gr.´. Maestro P.´. h.´. Ricardo Carrasco en sesión del 24 de junio de 1937. La resolución fue tomada por el Supremo Consejo el 3 de septiembre de 1936).
Declarar que el Supremo Consejo del gr.´. 33 de la Mas.´. Argentina del Rito Escocés Antiguo y Aceptado lamenta sinceramente la guerra civil que enluta al pueblo de España y hace votos para que el Gran Arquitecto del Universo ilumine a todos los españoles a fin de que cesen los actos de sangre que, cualesquiera que sean los ideales que defiendan, ofenden las ideas de justicia, de humanidad y de confraternidad a que la Masonería aspira y defiende; sin que esto importe inmiscuirse en cuestiones políticas ni religiosas, cuya consideración está prohibida en la Masonería, en cualquier sentido que sea".

Por su parte, el Gran Oriente Federal Argentino declaraba en forma contundente, alejándose de aquel formulismo vacío de compromiso emanado del Supremo Consejo y Gran Logia de la Masonería Argentina:
"Nosotros, haciendo honor a nuestra fe de masones, de hombres libres, y a nuestra tradición argentina de pueblo emancipado, sancionamos esta declaración,

Considerando:

Que ninguna Potencia masónica del mundo puede permanecer indiferente ante la lucha fratricida que actualmente ensangrienta a España, en la que luchan por un lado hombres y mujeres amantes de su libertad y derechos civiles, y por el otro militares ambiciosos y traidores secundados por moros y extranjeros, apoyados con armas y municiones por países de gobiernos dictatoriales.
Que en esta desgraciada lucha nuestros QQ.´. HH.´., los masones de aquel país, caen asesinados y masacrados por las manos facciosas, porque luchan junto al pueblo, no solo defendiendo sus derechos de ciudadanos, sino cumpliendo fielmente los postulados que juraron solemnemente al recibir la luz masónica.
Que nuestro envío de ayuda económica, dados los medios con que actualmente cuenta nuestra institución, en el caso de ser enviados para todos los que combaten y mueren defendiendo las libertades de España, no alcanza en modo que solucione la situación de las viudas y huérfanos de nuestros HH.´., ni siquiera en parte.
Que debemos concentrar esta ayuda exclusivamente para las viudas y huérfanos de HH.´. de España, sin dejar de lamentar, por ello, profundamente, la desgracia de no poder ir también en auxilio de las viudas y huérfanos de los que, sin ser masones, caen defendiendo su libertad, para que nuestro auxilio pueda llenar siquiera en parte las necesidades de las víctimas de familiares masones,

La Gran Asamblea Nacional del G.´. O.´. F.´. A.´., resuelve

Artículo 1º - A partir de la fecha de esta H.´. Asamblea y hasta que las circunstancias lo aconsejen, créase con carácter obligatorio un Fondo de ayuda pro Viudas y Huérfanos de Masones caídos en defensa de la República Española.
Artículo 2º - Los fondos que se obtengan por este concepto, serán remitidos quincenalmente, a la sede actual de la Masonería en Bélgica, o al lugar que esta determine en cada caso.
Artículo 3º - Este fondo de auxilio será formado:
a) Con el primer tronco mensual de solidaridad que circulen en las LLog.´. de la Ob.´. en sus tenidas. 
b) Mediante una suscripción que se hará circular entre todos los HH.´. de la Ob.´. y profanos amigos de estos. 
c) Realizando veladas literario-musicales, mensualmente, en la sede de la Mas.´. Fed.´. Arg.´. o en cualquier local que convenga a los fines propuestos. 
d) Encabezando este fondo con el dinero que actualmente existe, como producto del último festival que con fines similares se realizó últimamente; medida que, por otra parte, fue acordada por el Gr.´. Consejo con anterioridad. 
Artículo 4º - La administración y dirección de este movimiento de misión formada por 5 HH.´. de la Ob.´. designada por el Gr.´. Consejo Federal, y sus deliberaciones y actuaciones serán sometidas, en cada caso, a la aprobación del Gr.´. Consejo Fed.´., cuerpo que vigilará y hará observar el estricto cumplimiento de esta ley. 
Que no nos hemos limitado a declaraciones intrascendentes lo dice la consecutiva acción desplegada. Está en vigencia la ley emanada de esta declaración y la Comisión encargada de su cometido lleva recogidas y giradas a las autoridades masónicas españolas, hasta esta fecha, la suma de 1.468.30 pesos". 

Oficina de Prensa al Servicio de la República Española

"Esta Oficina fue fundada por resolución del Gr.´. Con.´. en el mes de septiembre de 1936, inmediatamente después del alzamiento fascista militar, con el fin de difundir la verdad sobre las verdaderas causas de la rebelión y defender a la República de los ataques de que era objeto a diario de parte de la casi totalidad de la prensa del país.
Lleva editados cinco folletos con un tiraje de 400.000 ejemplares y un costo de unos $2.000, distribuidos así:
"El valor humano está por encima de las concepciones estatales", por Osorio y Gallardo: 100.000 ejemplares. 
"La verdad sobre los sucesos de España", por Osorio y Gallardo: 50.000 ejemplares.
"Moros en Euzkadi", (Anónimo): 100.000 ejemplares.
"Epístola del Apóstol Santiago", (Anónimo): 100.000 ejemplares.
"España habla al mundo", por Manuel Azaña: 30.000 ejemplares, en colaboración con Prensa Hispánica y Amigos de la República Española.
"Romancillos de una España libre" (libro), del q.´. h.´. Miguel Ma. Victorero.
Con motivo del discurso pronunciado por el Presidente Azaña en enero de 1937, se fijaron en las calles de la ciudad carteles reproduciendo sus párrafos más salientes.
Desde el 3 de agosto de 1937 se empezó a editar un boletín diario, el que se envía gratuitamente a los adherentes y a los diarios y revistas del interior. 
Hay el proyecto de transformar en breve esta Oficina de Prensa en una editorial masónica y profana. 
En el momento de escribir estas líneas entra en prensa el primer libro "Seis meses en las prisiones de Franco": 5.000 ejemplares. 
Merced al trabajo tesonero e inteligente de los HH.´. que la dirigen y administran, la Oficina de Prensa ha adquirido un prestigio e importancia que honran al G.´. Oriente. 
Es justo destacar que ha tenido en todo momento la colaboración desinteresada de Prensa Hispánica, organismo que depende del Ministerio español de Propaganda dirigido en Buenos Aires por nuestro q.´. h.´. José Venegas".


Sede del Gran Oriente Federal Argentino a fines de los años 30. A pocos metros se encontraba la Oficina de Prensa al servicio de la República Española (en el Nº 1888 de la calle Sarmiento). Muy activo al respecto fue Juan Manuel Iniesta, miembro del G.O.F.A. y Gran Maestre de la Gran Logia Regional del Centro de España en 1932/33. En Argentina, fue Gran Maestre de la Gran Logia Hispano-Americana y durante varios años delegado del Grande Oriente Español. A su muerte, la revista Verbum le dedicó extensas crónicas a su vida. La sede fue testigo de las conferencias habituales de Augusto Barcia Trelles y Manuel Blasco Garzón, miembros de honor de la Obediencia y de Luis Jiménez de Asúa.

Referencias

Gran Oriente Federal Argentino - G.´.O.´.F.´.A.´., Acción Masónica Argentina, 1935-1938.

Semblanza:
Iniesta, Juan Manuel (1880-1950): Combatió en la guerra civil de 1936-39. Fue Gran Maestre de la Gran Logia Regional del Centro (1932-33) y ya en América fue Gran Maestre de la Gran Logia Hispano-Argentina y durante varios años delegado del Grande Oriente Español. Muy activo en el Centro Republicano Español, en la Oficina de Prensa al Servicio de la República Española y en la secretaría de la organización Amigos de la República. También ejerció la representación en nuestro país del Supremo Consejo del Grado 33 de España. Fue uno de los fundadores del Gran Oriente Federal Argentino (G.´. O.´. F.´. A.´.) y a su muerte ocupaba, en el Gran Consejo de la Orden, la Gran Secretaría de Relaciones Exteriores.

Apéndice documental II


Otra fotografía poco conocida que muestra juntos -en el centro, sentados-, a Alfonso Rivera Pérez (Gran Logia Valle de México) y Lucio Martínez Gil (Grande Oriente Español), rodeados de varios hermanos. Dos notorios representantes de muy distintas vertientes de la Masonería. Aquí se los muestra nuevamente confraternizando.
Fuente de la fotografía: Revista masónica Verbum, Cuarta época, Año XV, Nº 25 y 26, Buenos Aires, noviembre-diciembre de 1946, página 651.

Aunque la mayor parte de las proclamas, panfletos, documentos y extractos del Boletín Oficial del Grande Oriente Español en el Exilio, fueron publicados en esta región de Sudamérica por el Gran Oriente Federal Argentino - G.O.F.A., de vertiente adogmática y liberal, otras Obediencias enmarcadas dentro de los parámetros de la Gran Logia Unida de Inglaterra, dieron a conocer también distintas informaciones.
De esta manera, la revista masónica El Nivel, en su Año IV, Nº 37, Buenos Aires, abril de 1946, reproduce la carta de repudio al gobierno dictatorial de Franco, dada a conocer por el entonces Gran Maestre de la Gran Logia Valle de México, Alfonso Rivera Pérez, a las Potencias masónicas de Hispano América.
Como dato curioso, cabe citar unas pocas líneas de la circular publicada poco después por José Nogueira, director de la revista.
Con fecha 15 de mayo de 1946, dice:
"A los suscriptores y simpatizantes de El Nivel:
Muy Quer.´. H.´.
La dirección de esta revista ha sido notificada por la Gran Maestría, de la rescisión del convenio concertado en diciembre de 1944, por el cual la Gran Logia de la Masonería Argentina la había adoptado como órgano oficioso de la misma, apareciendo a tal efecto desde esa fecha, la Sección Oficial que estaba a cargo de un Director designado por aquella.
Las causas verdaderas de esta rescisión aún no fueron aclaradas suficientemente para darlas a la publicidad, como es nuestro deber; pero como este acontecimiento demoró la publicación del número correspondiente al mes de abril pasado, esta Dirección se ve obligada a llevar a conocimiento de los suscriptores el hecho que motiva esta demora, como lo hará en lo sucesivo con todo lo que atañe a la vida de nuestra revista y que puede interesar al mismo tiempo a todos los integrantes de la Institución, que El Nivel se ha propuesto servir franca y lealmente, sin alardes ni desplantes pero con la verdad desnuda y pura, como se nos enseña a los masones al hacernos depositarios del simbólico Mandil de Aprendices (...)".
El ejemplar de abril tiene escasas páginas, y aparte de la Carta de Rivera Pérez, contiene el Temario de la Primera Conferencia Interamericana de la Francmasonería Simbólica y su Delimitación Ideológica, texto presentado por la Gran Logia de Chile en preparación para dicho evento, finalmente realizado en Montevideo en 1947, con la presencia, como ya dije en repetidas ocasiones, de 51 Potencias Latinoamericanas, incluyendo al Gran Oriente Federal Argentino, que se mostró muy activo en la organización, y el Grande Oriente Español, este último como observador. También mencioné las derivaciones de este acontecimiento: el quite de reconocimiento a la Gran Logia de la Masonería Uruguaya por parte de la Gran Logia de Inglaterra, ruptura de relaciones fraternales de la Gran Logia de Chile con el G.O.F.A., y exclusión de esta última Obediencia en la próxima Conferencia.
Reproduzco la carta emitida por la Gran Logia Valle de México:
"Ninguno de los países de la América Española puede permanecer indiferente ante el problema que subsiste aún en España con la implantación de un régimen dictatorial que ha impuesto su dominación al pueblo que conquistara en forma memorable, el derecho a regir sus propios destinos.
Ahora que es llegada la ocasión de que los pueblos de todo el mundo gocen de la libre determinación para darse el gobierno que elijan, estimamos que es un deber de la Institución Masónica del Continente Americano, que por los medios que estimen más eficaces y pertinentes las Grandes Potencias Masónicas hagan una amplia y eficaz campaña cerca de las autoridades que encabezan sus respectivos gobiernos, para que en un gesto de generosa comprensión ante los sufrimientos, las penalidades, los sacrificios y los heroicos esfuerzos que realizara el pueblo español en defensa del Gobierno de la República Española, se demande el rompimiento de las relaciones diplomáticas que se mantienen con el régimen dictatorial que priva en España.
Hubo un tiempo en que el problema español pudo aparecer deformado en su esencia y en sus consecuencias, gracias a la labor que con ese objeto realizara la prensa mundial, ocultando la realidad de los acontecimientos; pero después de las claras evidencias que se han puesto de relieve en este delicado problema, ya no es un secreto para nadie que la caída del régimen republicano en España, obedeció más que nada a la ayuda decisiva que se prestaron a los militares que traicionando sus juramentos volvieron sus armas contra la República.
También es pertinente manifestar que la influencia decisiva del elemento clerical retrógrado de España, se puso ostensiblemente de parte de quienes violaron sus juramentos de fidelidad, pretextando que la Iglesia era víctima de persecuciones que limitaban sus actividades; también nos es conocido ahora que el Vaticano trata de mantener ese punto de apoyo que para su política futura representa España bajo el actual gobierno dictatorial, para hacer llegar su nefasta influencia a los pueblos de América Hispana.
Es pues en el interés nuestro y en interés y bienestar futuro de nuestros pueblos, de su tranquilidad y de su pacífico desenvolvimiento, las causas esenciales que han de servir de norma de acción, y especialmente, el reparar la injusticia que un mundo indiferente ante la realidad, socapa de mantener la paz.
A España y a su pueblo, la Humanidad le debe el haber disfrutado de algunos años que le permitieron ponerse en condiciones de hacer frente a la amenaza totalitaria que pretendió imponer su imperio en el mundo; es gracias a la resistencia heroica del pueblo español que la guerra no se precipitara en época más propicia a los fines de la agresión del totalitarismo.
El Gobierno de México, atendiendo la noble causa que representa el Gobierno Republicano Español, le ha concedido las inmunidades territoriales para que tenga sus sede temporal en el territorio de este país, reconociendo de esta manera la determinación que espontáneamente adoptara el pueblo de España cuando en elecciones memorables resolvió optar por la República, sustituyendo a la caduca monarquía que le había conducido a una quiebra de sus valores morales".
Firmado: Alfonso Rivera Pérez, Gran Maestro.
Héctor Bourges Patiño, Primer Gran Secretario.

Apéndice documental III

Sin mayores explicaciones doy a conocer la siguiente fotografía y documentos. Hablan por sí mismos y complementan todo este artículo dedicado al exilio español tanto en Argentina como en México, centrado en las relaciones entre el Gran Oriente Federal Argentino, el Grande Oriente Español en el exilio y la Gran Logia Valle de México.
Las fotografías expuestas son fiel reflejo de una década (que es el período que abarcan) de muy fraternal relación entre estas Potencias y sus máximos representantes, sin distinción alguna por la vertiente a la que pertenecían o los parámetros a los que respondían en aquella época, más allá de su plena soberanía. Puede observarse que entre las Potencias involucradas rara vez se interpuso la idea o concepto de una pretendida regularidad, sujeta a predeterminados Landmarks.
Este prejuicio no amenazó la convivencia. En mi opinión, un fenómeno notable que se dio en Latinoamérica entre las décadas del 30 y el 50, y a partir del nacimiento del G.O.F.A., una Obediencia adogmática y liberal que rompió con todos los cánones existentes, y que en sus escasos veintidós años de vida (1935-1957), se alió a diversos Cuerpos Masónicos encuadrados dentro de los parámetros de regularidad de la Gran Logia Unida de Inglaterra, tales como las Grandes Logias de Chile, Uruguay y otras; y también a Potencias como el Gran Oriente de Francia, el Gran Oriente de Bélgica o la Orden Masónica Mixta Internacional del Derecho Humano. En total, más de veinte tratados de amistad y mutuo reconocimiento en todo el continente y a nivel mundial.
La del G.O.F.A., que nunca superó las 15-18 Logias y los 550-600 miembros, fue una Masonería activa, crítica y progresista, de fuerte contenido social y antifascista, que supo nuclear en su entorno a notables intelectuales, políticos, catedráticos y periodistas argentinos, y en cuyo seno fueron acogidos también los republicanos españoles. En esta amalgama se suceden los nombres de prestigio, tales como Miguel Servera, Virgilio Lasca, Aristóbulo Soldano, Ricardo Castellanos, Justo Prieto, Osías Kovadloff, Teodoro Bronzini, Augusto Barcia, J. Manuel Iniesta, Luis Jiménez de Asúa, Manuel Blasco Garzón, José Venegas, etc. Sus discursos, conferencias y publicaciones, a las cuales todavía se puede acceder, marcaron toda una época, siendo esta una de las etapas más brillantes de la historia masónica en el Río de la Plata.
Martínez Barrio no fue ajeno a este espíritu de convivencia y fraternal unión: así lo testimonian los archivos fotográficos en los cuales se lo ve junto a los Hermanos argentinos, uruguayos y españoles.
El Grande Oriente Español encontró cobijo en este ámbito que supo crear y fomentar el Gran Oriente Federal Argentino.
Este espíritu decayó hasta desaparecer con la disolución del G.O.F.A., seguida por el pronto fallecimiento de sus principales artífices.
Los últimos casi cincuenta años del siglo XX son otra historia. El nuevo siglo traerá aparejado grandes cambios.


"Damos (...) la presente fotografía que reproducimos del Boletín del Grande Oriente Español, entrega correspondiente a mayo-junio de 1953. Documenta la misma el fraternal espíritu con que ha sido recibido en México nuestro ex Gran Maestre, el Ilustre y Poderoso Hermano Miguel Servera, 33º.
Como pueden apreciar los lectores, lo acompañan el General Eduardo Rincón Gallardo, Past Gran Maestre de la Gran Logia Valle de México; el Ilustre Hermano Valentín Rincón Coutiño, quien ocupara asimismo la más alta dignidad en esa Gran Logia; el Ilustre Hermano Licenciado Ricardo René Turlan, actual Diputado Gran Maestre de la misma Gran Logia; Ilustre Hermano Alfonso Poletti Juniors, Gran Maestre por el ejercicio corriente; Ilustre Hermano Lucio Martínez Gil, Gran Maestre del Gran Oriente Español en el exilio; Ilustre Hermano Alfonso Rivera Pérez, nuestro Garante de Amistad ante la Gran Logia de Valle de México, de la que fuera asimismo Gran Maestre e Ilustre Hermano Licenciado Eugenio Maldonado, Segundo Gran Vigilante de la Gran Logia Valle de México.
Consigna el epígrafe que acompaña la destacada nota gráfica que el propósito de la reunión fue confraternizar con el Hermano Servera a su paso por la capital mexicana.
Resulta muy grato consignar la cordial recepción tributada a nuestro Ilustre Hermano, cuya obra masónica es conocida en todo el continente. El G.O.F.A. se ha ganado en sus escasos 20 años de existencia un sólido prestigio que determina una creciente relación con distintas Obediencias que enrolan en los auténticos principios de la masonería y no acatan las excomuniones dictadas por quienes se han erigido, per se, en Pontífices y guardianes de una presunta regularidad que carece de toda base sólida.
El Ilustre y Poderoso Hermano Servera viajó asimismo por diversos países del continente y en todas partes fue objeto de la misma cordial atención que consigna la nota gráfica que aquí reproducimos". (1)

Semblanza del Gran Oriente Federal Argentino dedicada al Ilustre Hermano Alfonso Rivera Pérez, de la Muy Respetable Gran Logia Valle de México.

"Preside, desde su establecimiento, la asociación civil Libertad y Progreso, organismo de acción externa de su Obediencia, cuya personería jurídica le ha permitido ser la propietaria legal del edificio sede de la Gran Logia. En estos momentos se está procediendo a la reconstrucción del antiguo edificio, con 5 pisos y un templo en cada uno de ellos.
Inició sus actividades masónicas en noviembre de 1918, en la Respetable Logia Lux Nº 28, del Oriente de Guanajato, jurisdiccionada a la Gran Logia Valle de México. Alcanza el más alto grado simbólico en la Respetable Logia Alma Purnis Nº 58 del Oriente de Irapuato. En el año 1934 ingresa a la Respetable Logia Isaac Arriaga, dependiente entonces de la Gran Logia Simbólica Independiente Mexicana, de cuyo Taller fue (...) Venerable Maestro en el período 1950-52.
Ha regido en distintos períodos los destinos de la Muy Respetable Gran Logia Valle de México, habiendo desempeñado las funciones de Segundo Gran Vigilante, Primer Gran Vigilante y Diputado Gran Maestro.
En 1940 la Respetable Logia Pensamiento y Acción Nº 32, le concedió el título de Venerable Maestro honorario y per vitam de dicho Respetable Taller.
Tuvo una participación decisiva en el pacto de unificación.
Cuando en el período 1943-1944, resultara electo Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica Mexicana, los puntos esenciales de su programa de acción, se concretaron en los siguientes términos:
(...) Continuar la obra meritoria iniciada por nuestro Alto Cuerpo actual, hasta conseguir la total unificación masónica en breve plazo, y dentro de los lineamientos de honestidad y decoro que han informado las gestiones iniciadas hasta hoy; poniendo en esta obra toda la fuerza de acción y persuasión que logremos al servicio de nuestra voluntad colectiva. Dar preferencia, dentro de la Orden, a los estudios y ponencias sobre los problemas económicos y sociales de México, procurando que la Masonería tome una actitud definida y de acción respecto a la solución de los mismos, con la posición de avanzada que ha tenido siempre, en el esfuerzo por alcanzar un orden social más justo, valorando los métodos y relaciones sociales conforme a normas económicas y éticas de interés común (...)
Desde que se lograra la unificación del Simbolismo en México, el Ilustre Hermano Alfonso Rivera Pérez, quien ostenta el grado 33 de Soberano Gran Inspector de la Orden, no ha trabajado en el terreno filosófico.
Influyó en lo que pudo para que el Supremo Consejo Central fuera declarado en suspenso hasta que se unificaran los dos Supremos Consejos del Grado 33 que existen en México. Anhelaba que no se diera el espectáculo de un cuerpo filosófico más, cuando el Simbolismo ya estaba unificado. Su propósito de lograr un entendimiento no decae, ya que por desgracia no se ha conseguido la unificación del Filosofismo.
El Gran Oriente Federal Argentino se honra en contar a tan excelsa personalidad masónica entre sus Garantes de Amistad.
Verbum quiere hacer público su agradecimiento al Ilustre Hermano Rivera Pérez por las reiteradas atenciones que ha tenido con nuestro Muy Respetable Gran Maestre y con todos los Hermanos de esta Orden que han viajado por esos Valles". (2) 

Referencias

(1) Revista Masónica Verbum, Cuarta época, Año XX, Nº 46-47, Buenos Aires, mayo y agosto de 1954, página 69.

(2) Revista Masónica Verbum, Cuarta época, Año XVIII, Nº 40, Buenos Aires, enero-abril de 1952, páginas 57-59.

Apéndice documental IV



En 1950 el Gran Maestre del Grande Oriente Español en el exilio mexicano, Lucio Martínez Gil, le escribió una carta al presidente y masón estadounidense Harry Truman.
El Gran Oriente Federal Argentino también se hizo eco de esta iniciativa, y a pedido de Martínez Gil, remitió a su vez otra misiva al mandatario norteamericano.
Explicaba Verbum:
"Hace apenas unas semanas, el Gran Oriente Español, desde su exilio en México, se dirigió al presidente de los Estados Unidos de Norte América, H.´. Harry S. Truman, para solicitarle que evite todo acercamiento de su gobierno con el régimen del general Franco. La discusión de posibles entendimientos entre la democracia del Norte y la tiranía franquista -entendimiento que felizmente, no se realizará- había originado alarmas intensas en el seno de la familia masónica española que ha sufrido el rigor de persecuciones incesantes de parte del régimen que oprime a España.
En nombre de los sentimientos de humanidad, el Gran Oriente Español se dirigió, en el mencionado sentido, al presidente Truman. Una copia de esa plancha llegó a nuestro Oriente con la rogativa de que a nuestra vez nos dirigiéramos al presidente estadounidense llevándole nuestra opinión. Así lo hemos hecho. Con plena conciencia -pues quienes fundaron este Oriente han sido y son fervorosos amigos de la República Española, a la que apoyaron en los momentos dramáticos de la guerra del fascismo internacional contra ella-, el G.´. O.´. F.´. A.´. ha hecho suya la preocupación de los hermanos españoles y ha expuesto sus puntos de vista en la siguiente plancha enviada en los últimos días de abril a la Casa Blanca".
Expresaba la carta del GOFA:
"Al Presidente de los Estados Unidos de Norte América:
Ciudadanos de la comunidad americana y miembros de una Institución universal que enseña a amar la libertad y a defenderla, nos permitimos hacer llegar hasta vuestra alta jerarquía moral de Presidente de la democracia estadounidense para unir nuestras voces a las que, partiendo de las dignas autoridades del Grande Oriente Español, en el exilio, os han interesado acerca de las horribles persecuciones que bajo el actual régimen de represión y tiranía sufre la Masonería en España.
Para el régimen del general Franco pertenecer a nuestra Orden, a la que pertenecieron Washington y San Martín, importa un delito que se purga con la cárcel cuando no con la vida. Las cárceles españolas conocen los innumerables padecimientos de hermanos masones arrebatados de sus hogares por una nueva Inquisición y sometidos a inapelables tribunales especiales. Se sabe el caso -suficientemente demostrativo de la saña con que se persigue a la Orden- de la condena a varios años de una persona que habiendo sido aprendiz masón en los primeros años del siglo fuera, a pesar de su edad y de haberse desvinculado de la Orden hace más de cuarenta años, llevado hasta aquellos tribunales especiales. Otro masón fue hace poco condenado "por pertenecer a una sociedad criminal que costó a España la pérdida de sus colonias", es decir, Cuba y Filipinas. La condena se produjo a más de cincuenta años de cometido el supuesto crimen.
Esta persecución sin piedad revela la índole política del régimen del general Franco. A las constantes expresiones de malestar, producidas en la península por la situación económica y las rigurosas represiones, el gobierno de Madrid responde con medidas contra los masones a los que niega toda clase de derechos y libertades.
En nombre de nuestros sentimientos de hombres libres y de nuestra fe masónica, elevamos a Vos nuestra súplica en el sentido de que jamás el régimen del general Franco pueda merecer la amistad de las naciones democráticas y de los gobiernos que representan a la voluntad de pueblos libres"".
Los respectivos pedidos en contra de la dictadura española no fueron escuchados, ya que poco después el régimen de Franco, debido a su manifiesto anticomunismo, fue apoyado por la OTAN.

Referencias:

Revista masónica Verbum, Cuarta época, Año XVI, Nº 28, Buenos Aires, abril de 1950, páginas 89-90.

Apéndice documental V


La revista masónica Verbum, órgano oficial del Gran Oriente Federal Argentino - GOFA, Obediencia aliada e incondicional del Gran Oriente Español en el Exilio mexicano, y de su Gran Maestre Lucio Martínez Gil, reproducía el siguiente documento en su edición de 1951, Cuarta época, Año XVII, Nº 36, Buenos Aires, mayo-junio, página 544.
En el GOFA militaban los republicanos españoles Augusto Barcia, J. M. Iniesta y Blasco Garzón, entre otros. Este último editó en Argentina (1941), el volumen EVOCACIONES ANDALUZAS, a través de la Librería Perlado y la Biblioteca de la Asociación Cultural y Filantrópica Andaluza de Buenos Aires. El texto incluye un prólogo de su íntimo amigo Diego Martínez Barrio.
Blasco Garzón fue condenado en ausencia por el tribunal especial para la represión de la Masonería y el comunismo.
Dice el documento, bajo el título Franco asesina masones:
""La saña con la que se les persigue", acaba de escribir en el boletín del G.´. O.´. Español en el exilio, el H.´. Lucio Martínez Gil, "demuestra la impotencia de los franquistas para llevar a la práctica sus planes de destruir, en España, la Masonería. No lo pudo lograr Fernando VII, menos lo ha de conseguir el general palatino que domina nuestro país. Encumbrado por el azar, al puesto que tiene, sin capacidad, para el ejercicio del cargo que le dio la casualidad, cree que se puede llegar a la consecución de sus ambiciones en esta materia de destruir a la ORDEN en España, por medio de la persecución. Es casi natural que este hombre de escasa mentalidad, piense así. Se formó en Marruecos, en el Tercio, donde todo lo inhumano tiene cabida. Pretender que discurra de otra manera es pedirle lo que no ha de dar, porque no lo puede dar".
La represión de la masonería en España ha tomado caracteres sangrientos. Pero, tal como lo afirma el comentarista del boletín del G.´. O.´. Español editado en México, la sangre derramada no ha conseguido destruir el espíritu de la Orden. Dice, a propósito, el H.´. Martínez Gil: "La persecución de la Masonería en España es endémica. Salvo algunas épocas, muy pocas y cortas, en que las libertades públicas han estado en vigor, el resto del tiempo se ha visto nuestra INSTITUCIÓN amenazada y perseguida por los reaccionarios que sirven a la iglesia de Roma, por los plutócratas que anhelan un oscurantismo permanente en las gentes del pueblo y por una aristocracia en decadencia, incapaz de comprender los anhelos de justicia que son base de nuestras redentoras doctrinas".
SOLIDARIDAD CON LA MASONERÍA ESPAÑOLA.
El semanario España Libre que es órgano de las Sociedades Hispánicas Confederadas de los Estados Unidos ha señalado la necesidad de prestar toda solidaridad posible a los perseguidos masones españoles. A propósito de este tema, el boletín del G.´. O.´. Español en su número de julio de este año dice: "Se trata de la solidaridad que la Masonería Universal ha de prestar a quienes, como nosotros, se ven en circunstancias difíciles por la tiranía de los gobernantes. Que la ayuda internacional que se presta en nuestro caso y en otros anteriores al nuestro, no alcanza el grado que creemos debe tener, no lo hemos de ocultar. ¿Por qué tratándose de un principio que es básico en nuestra Orden adquiere un desarrollo tan pequeño?""

Apéndice documental VI



Lunch en la sala del Ateneo Liberal Argentino. El sexto de izquierda a derecha es el IL.·. y Pod.·. H.·. Augusto Barcia Trelles y a su lado (derecha) el Muy Resp.·. Gran Maestre Virgilio A. Lasca. A la izquierda de Barcia, otro español y Gran Maestre de la Obediencia, Miguel Servera. El tercero, de izquierda a derecha, es Osías Kovadloff, director de Verbum. Le sigue Luis Jiménez de Asúa.

Del boletín del Grande Oriente Español en el exilio

Señalaban los redactores de Verbum: "Sin comentarios reproducimos la nota aparecida en el periódico mensual del Grande Oriente Español, publicado en México, correspondiendo al mes de marzo de 1952. Bajo el título de Gran Oriente Federal Argentino, dice así":

"Desde hace años seguimos con vivo interés la obra que realiza este Hermano Alto Cuerpo Masónico Simbólico que tiene su residencia en Buenos Aires, República Argentina.
No creemos que haya otro que lo supere ni muchos que lo igualen. No nos explicamos cómo sus afiliados, que constituyen 16 Logias, pueden llevar a la práctica una labor tan intensa y tan eficaz. Solo cuando se está poseído de un entusiasmo grande se consigue obtener resultados tan halagadores en el trabajo. Aumenta el valor de nuestra estimación por la gran cantidad de dificultades que halla en su marcha progresiva y ascendente siempre dentro de la más pura Masonería. Nada detiene su esfuerzo. Tan intensa labor demuestra, una vez más, que donde existe unión espiritual se verifica obra de mayor solidez masónica que en donde predomina el número sin la debida compenetración.
El ejemplo del Gran Oriente Federal Argentino, puede servir de guía a otros Gobiernos Masónicos. Los hermanos que le componen realizan su tarea y se sacrifican económicamente. Así, por ejemplo, tienen un presupuesto anual de 50.000 pesos y gastan, muy bien administrados, por los menos 70.000. El déficit lo cubren en seguida porque la generosidad no falta entre quienes integran este magnífico Alto Cuerpo Masónico.
Su revista Verbum es una de las mejores que se editan en la actualidad. Por los temas que aborda, por lo bien tratados, tanto de fondo como de forma, hasta por su magnífica impresión y lo bien presentada, invita a leerla. Nosotros lo hacemos con afán y siempre hallamos algo en sus páginas que nos alecciona.
Cuenta el Gran Oriente Federal Argentino con HH.´. de mérito excepcional en el mundo masónico. Algunos de tanto relieve como los procedentes de España, don Augusto Barcia Trelles y don Luis Jiménez de Asúa. Personas conocidas en todo el mundo por su capacidad y por su labor intelectual en la vida profana. No son solo estos dos HH.´. los que por sus méritos sobresalientes enaltecen el Alto Cuerpo de que nos ocupamos, otros varios que le integran alcanzan internacionalmente un gran relieve. No citamos nombres porque estamos seguros que de manera involuntaria omitiríamos algunos. Son muchos.
Ante las dificultades que han encontrado y que han sido muchas, no han retrocedido jamás. Sabemos y proclamamos que han cumplido siempre con su deber. Así se trabaja. Tenemos la convicción de que no se apartarán de este camino tan lleno de espinas en estos instantes. Cuando sea posible hacer historia de sus actividades referidas, principalmente, a los últimos tiempos, la Masonería Universal hallará una obra fecunda y doctrinaria, silenciada adrede, que podrá ponerse de ejemplo para los nuevos organismos que se creen. No nos extraña esta labor de tanto valer masónico que se ejecuta por el G.O.F.A. Figura y han figurado desde hace mucho tiempo, en sus cargos más destacados, personas que unen a su capacidad su amor a la causa de la Masonería y que han sabido sacrificarse cuando ha sido preciso por la defensa de sus libertades. En una palabra HH.´. muy queridos que no solamente conocen muy bien las ideas sino que las sienten. No podemos olvidar nunca la ayuda grande, eficaz, constante que se recibió en España remitida por ellos durante la guerra civil y después en el destierro. Ayuda debida a la gestión, ya queda dicho, de estos QQ.´. HH.´. del Gran Oriente Federal Argentino, que se multiplicaban por atender a todo e impulsaban a los organismos que espontáneamente o por iniciativa suya estaban encargados de cumplir tal misión. Al frente de la dirección de este honroso y benemérito trabajo figuraban los admirados HH.´. Miguel Servera y Juan Manuel Iniesta. Este último, para desgracia nuestra, en el Oriente Eterno. Nunca el pueblo español podrá pagar a estos masones el bien que hicieron, realizado además con oportunidad, porque era en el fragor del combate que sosteníamos contra Franco y contra el odioso régimen falangista, apoyado por Hitler y Mussolini. Los hombres de la República Española conservan de estos HH.´. argentinos del G.O.F.A. un recuerdo imperecedero.
De la recia personalidad del H.´. Servera, actual Gran Maestre del citado Alto Cuerpo no vamos a decir nada por nuestra cuenta. Dejemos que hable la representación de México que asistió a la 1ª Conferencia de la Confederación Masónica Interamericana, que se celebró en la ciudad de Montevideo, en abril del año 1947. Dice textualmente":

"Hace unos días estuvo de visita en este Gran Oriente el Ilustre H.´. Miguel Servera, Presidente del Gran Oriente Federal Argentino, quien me encargó os hiciera llegar sus respetos, con recomendación de hacerlos extensivos a todos los miembros de vuestra jurisdicción, y recomienda de una manera muy especial que esta salutación se haga llegar al seno del próximo VIII Congreso Masónico Nacional que habrá de efectuarse en San Luis Potosí, bajo los auspicios de la Muy Respetable Gran Logia de Estado El Potosí, en el próximo mes de noviembre. El V. H. Servera, como Presidente del Gran Oriente Federal Argentino tuvo la enorme satisfacción de haber sido el gestor inicial de la Magna Asamblea de los masones de América y en un gesto de elevado espíritu masónico que mucho le enaltece, tanto él como la Gran Potencia que jefatura muy dignamente, renunciaron a su condición de Potencia Organizadora de la primera Conferencia ante la ausencia, en las primeras reuniones convocadas para este efecto, de la Potencia que comparte el Territorio Jurisdiccional con el Gran Oriente Federal Argentino. En estas condiciones fueron las Grandes Potencias de la Argentina, Chile y Uruguay las que lanzaron la convocatoria una vez formulado el temario".

"El ejemplo de modestia y abnegación que estos QQ.´. HH.´. del Gran Oriente Federal Argentino, destaca la representación de México al dar cuenta de su gestión, que fue aprobada por la Muy Respetable Gran Logia Valle de México, tiene un gran interés y acusa un manifiesto deseo de mantenerse en completa inteligencia con todos los masones. Así debe ser. Cuando no se puede vivir unidos en una sola entidad, al menos debe existir el mutuo respeto. Hay un fuerte enemigo que nos acecha y nos ataca. Cuando domina, como en España, y ejercita su poder para asesinar hermanos, mandarles a presidio o martirizarles en las comisarías policíacas, no pregunta a quienes caen en sus manos, a cuales Logias pertenecen ni menos a qué Potencia. ¿Son masones?, pues es suficiente; a martirizarles entonces para ver si se les puede destruir.
Alabamos este proceder modesto y desinteresado que han tenido y tienen, en aras de la unidad, los HH. del Gran Oriente Federal Argentino. Nos agradará que no lo olviden quienes deben tenerlo muy presente".

Referencias:

Revista Masónica Verbum, Cuarta época, Año XIX, Nº 44, Buenos Aires, noviembre-diciembre de 1952, páginas 294-297.



Verbum, Nº 1, septiembre de 1934. Puede ser el único ejemplar existente y lo conservaba en privado Patricio J. Maguire, uno de los investigadores antimasónicos más importantes de Latino América.
Empezó siendo editada por la Logia Res Non Verba jurisdiccionada a la Gran Logia Hispano Argentina bajo auspicios del Gran Oriente Español en suelo nacional. De esta Gran Logia era Gran Maestre Juan Manuel Iniesta, ex Gran Maestre de una de las Grandes Logias Regionales del Gran Oriente Español en la península y luego exiliado.
Fue uno de los fundadores del Gran Oriente Federal Agentino - GOFA, del cual esta revista fue su órgano oficial desde 1935 hasta su disolución en 1957, al fusionarse con la Gran Logia de la Masonería Argentina del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
Las Logias españolas se unieron a la Gran Logia Nacional Argentina en 1926, entre ellas, Res Non Verba, que luego engrosaría las filas del GOFA, un caso similar al de la Logia marplatense 7 de Junio de 1891. Entre sus directores se contaron intelectuales notables como Virgilio Lasca, Osías Kovadloff y Augusto Barcia. Se cuenta entre la prensa masónica más notable de su tiempo, no solo por su elevadísimo nivel y vida longeva, sino también por su abordaje continuo y constante del exilio español y el rescate de la influencia de las Obediencias liberales en este continente, como fue el caso del Gran Oriente de Francia.
También tenía pactos firmados con la Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain.

Apéndice documental VII


Un pequeño muestrario de Obediencias adogmáticas y liberales, y otras bajo los parámetros de regularidad inglesa, con las cuales el Gran Oriente Federal Argentino - G.O.F.A. mantenía relaciones interpotenciales hacia 1949. Aún le quedaban otros ocho años de existencia de un total de veintidós (1935-1957), y nuevos acuerdos por firmar con otros cuerpos masónicos.
Actualmente suele minimizarse el impacto continental de esta Obediencia de apenas 16 Logias y 550 miembros. Fue pionera en la organización de los primeros congresos de laicismo y del primer bloque de Potencias Latinoamericanas. La Gran Logia Unida de Inglaterra tuvo que intervenir en 1950 para detener su avance e influencia provocando diversas rupturas regionales.
Por aquella época eran sus aliadas las Grandes Logias de Chile, Uruguay, Perú, Valle de México, Bolivia, Colombia y los Grandes Orientes de Brasil, Francia, Bélgica y el Español en el exilio, entre otras Potencias. La Gran Logia Española en el exilio brillaba por su ausencia.
Existe al respecto una ponencia notable, presentada por el Hermano Alfonso Rivera Pérez en el X Congreso Masónico Nacional Mexicano, aquel que fuera Gran Maestre de la Gran Logia Valle de México, por aquella época Garante de Amistad del G.O.F.A. ante dicha Gran Logia mexicana y uno de los artífices de la unidad masónica de México y uno de sus más preciados miembros de la mitad del siglo XX.

*
*   *

En el año 1952 el destacado masón mexicano Alfonso Rivera Pérez cedió a los redactores de la revista masónica Verbum, órgano de difusión oficial del Gran Oriente Federal Argentino - G.O.F.A., Potencia de la cual era Garante de Amistad ante la Gran Logia Valle de México, el discurso preparado para el X Congreso Masónico Nacional Mexicano a realizarse en octubre de aquel año. Fue publicado por adelantado con su expresa autorización.
En pocos párrafos Rivera Pérez destruye el mito y la falacia que implica la idea de una pretendida regularidad, sujeta a determinados Linderos o reglas no escritas.
Desmitifica el uso de la Biblia y la invocación al Gran Arquitecto del Universo dentro de los trabajos en Logia, priorizando otras cuestiones como la del afianzamiento y la acción conjunta del bloque de Potencias Latino Americanas. Señala esto, ajustándose su reflexión, a la realidad cultural de la región. Y sobre todo a la libertad absoluta de conciencia de cada masón.
Su disertación revela un espíritu ecuménico y explica cualquier duda que pudiera existir sobre el por qué, tanto el G.O.F.A. como el G.O.E., que compartían ese mismo criterio de amplitud, se amoldaron a trabajar con Obediencias de cualquier extracción.
Alude tácitamente a la crisis planteada entre la Gran Logia de la Masonería Argentina del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y el Gran Oriente Federal Argentino, y a las consecuentes problemáticas derivadas con las Grandes Logias de Chile y la Masonería Uruguaya por este tema: O sea, la Biblia, el Gran Arquitecto y la injerencia inglesa.
La C (onfederación) M (asónica) I (nteramericana) tendrá comienzos accidentados; el G.O.F.A., una de sus Potencias gestoras, será inmediatamente excluida, y la Gran Logia Uruguaya perderá el reconocimiento de Inglaterra. La Gran Maestría chilena romperá sus relaciones con el G.O.F.A luego de que aquella sea citada a Londres.
Con notable lucidez, Rivera Pérez se anticipa a las crisis venideras. Será uno de los últimos dirigentes masónicos de aquel período con una visión tan amplia y totalizadora, a la par que la de algunos de sus contemporáneos, tal es el caso de Barcia, Asúa, Lasca, Bronzini, Martínez Barrio, y muchos otros.
Desaparecido este núcleo de excepcionales masones, y producida la ruptura de aquel proyecto de una Masonería pro-activa, furiosamente laica y de honda preocupación por lo social y lo político, los últimos cuarenta años del siglo XX presentarán un panorama masónico desolado y estéril en la región, con una Masonería de escasas ideas e inquietudes aplicables, y un flaco desenvolvimiento intelectual y racionalista, volviéndose más deísta. Como sostenía el escritor argentino Roberto Fontanarrosa: "Dios está en todos lados. Aburre".
La recuperación se producirá recién con el advenimiento del siglo XXI y el florecimiento de Obediencias más pequeñas, compactas y operativas; con resultados más concretos en lo inmediato, como el actual G.O.F.M.U. en Uruguay, pilar de CIMAS; el bloque integrado por la COMAN, o Potencias como el G.O.F.R.A., que terminarán revitalizando el concepto de una Masonería federalista, descentralizada y con mayor autonomía con respecto a sus necesidades.
En Europa se da el caso de la Simbólica Española, asumido con fuerza manifiesta su compromiso social y en concordancia plena con los ideales de los viejos republicanos exiliados, siendo heredera dilecta de aquellos.
La Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain-El Derecho Humano también avanza con paso seguro en Latino América, renovando su presencia y aplicando su viejo y aún eficaz sistema de crecimiento progresivo de Logias pioneras, Jurisdicciones y Federaciones.
En este nuevo siglo todavía proliferan en ciertas "Masonerías" conceptos ya caducos y ampliamente superados, que se amparan y utilizan el escudo de cuestiones insustentables: la exclusión de la mujer y la diversidad, la idea de Dios (asunto privado y muy personal), y una pretendida regularidad (con Biblia incluida, y un GADU asociado a la divinidad y la confesionalidad), cada vez menos consensuada y que en el contexto actual resulta confusa al conjunto social (aparte de la invasión de ideas de la New Age y sincretismos varios), y embarran el campo de juego, derivando en sectas a la percepción de los otros, una institución mayormente vista como nociva. Como paradoja, presentan un crecimiento desmesurado e incontrolable en su membresía.
Resulta imperativo desacralizar a la Institución sin vulgarizarla.
No vale la pena atarse al pasado, pero el re-descubrimiento de este nos ayuda a entender que aquella Masonería de mediados del siglo XX se extraña por sus objetivos claros y sus líneas de acción definidas y bien trazadas que la involucraban con su época.

Unidad de la Masonería Mexicana, por A. R. Perez:

"La muy Resp.´. Gr.´. Log.´. del Estado de Querétaro, en su convocatoria para el X Congreso Masónico Nacional, considera en su 2º punto que deberán tomarse las medidas más adecuadas para conseguir la completa unificación de la Familia Masónica Mexicana y, además, procurar que desaparezcan los cuerpos espurios.
Es muy plausible que el Alto Cuerpo en cuya sede habrá de tener verificativo el X Congreso, proponga a las Grs.´. Logs.´. Confederadas el estudio de tan importante punto.
Para desgracia de la Orden, siempre ha existido este problema, y no solo en nuestro país, sino en todo el mundo.
Las causas de esta dispersión de la masonería en nuestro país son muy variadas, y casi siempre pueden localizarse en hechos circunstanciales, y, lo que es más lamentable todavía, la responsabilidad de tales hechos son atribuíbles a unos cuantos Hh.´.
Casi siempre ha sido la causa de la mayor parte de nuestras divisiones, la inconformidad de las minorías después de unas elecciones para renovación de Grs.´. Dignatarios, y, como testimonio de este aserto, podemos citar los casos de San Luis Potosí y Veracruz, y los más recientes de Hidalgo y de Valle de México, llegándose hasta el extremo de que se susciten animadversiones entre los Hh.´. que a veces llegan al odio personal.
Por fortuna, pocas veces han tenido base nuestras divisiones en intereses de orden material, aunque algunos Hh.´. hayan aprovechado estos movimientos para beneficiarse, quedándose con dinero que en el mejor de los casos, conservan (...) en depósitos en cuentas corrientes de cualquier banco, con lo que, por lo menos, amplían su crédito personal en espera de acontecimientos futuros.
Por motivos de orden ideológico, diferencias ritualísticas, conexiones filosóficas, corrientes políticas profanas, etc., han habido también en la Masonería Mexicana, movimientos separatistas, invasión de territorios, irregularidades, que no son sino otro modo de generar divisiones; divisiones que son tan lesivas para el prestigio e intereses de la Orden.
Ha llegado a haber diferencias de Gr.´. Log.´. a Gr.´. Log.´. algunas veces por motivos pueriles, y entonces principiaron las acusaciones de irregularidad que se hacían recíprocamente, así como los calificativos de "cuerpo espurio", "invasor", etc., etc.
Este último caso ha desaparecido desde la formación de la Confederación de Grs.´. Logs.´. Regulares de los Estados Unidos Mexicanos, porque su Consejo, en el transcurso de los años, siempre ha realizado una eficaz labor de unidad con el mejor de los éxitos, no habiéndose dado sino un solo caso, lamentable por cierto: el de que, por su propia decisión, y no por diferencias con ninguna otra Gr.´. Log.´., se hubiera separado de la Confederación de Grs.´. Logs.´. Regulares de un Alto Cuerpo regular: la Gr.´. Log.´. Cosmos de Chihuahua. Por cierto que ha causado con ello perjuicios a la labor que a veces se ha necesitado hacer en todo el país, pues no se ha contado con el apoyo de los contingentes masónicos del Estado de Chihuahua para hacer oír su voz en algunas gestiones de Gobierno que se han realizado últimamente.
Indudablemente que el funcionamiento de la Confederación de Grs.´. Logs.´. Regulares ha sido muy útil para consolidar las relaciones de los Altos Cuerpos Confederados, a la vez que para coordinar los trabajos de interés nacional que deben hacerse con normas bien definidas por todas y cada una de las Grs.´. Logs.´. del país.
Aunque la convocatoria para el X Congreso no se refiere sino a las divisiones de la Masonería Mexicana, es necesario conocer también el problema en su aspecto internacional, porque podría darse el caso de que alguna resolución nuestra causara el desagrado de una Gr.´. Log.´. extranjera de nuestra amistad, que determinara un rompimiento de relaciones que no sería, en todo caso, sino otra forma de división de nuestra Orden.
Tenemos el caso reciente de dos Grs.´. Logs.´. sudamericanas, las cuales fueron oponentes durante la 2ª Conferencia de la CMI en la postulación para Sede de una Vicepresidencia de zona. Pues bien, la perdidosa ya declaró irregular a la que triunfó en la elección y comunica el rompimiento de relaciones, invocando como causa de la irregularidad la de que su oponente no coloca la Biblia en el Ara de sus Logs.´. Jurisdiccionadas, ni invoca al Gran Arquitecto del Universo en sus trabajos. Y tal declaración de rompimiento la hace antes del término de medio año que se fijó a las Grs.´. Logs.´. para dar o no su aprobación a las resoluciones de la 2ª Conferencia. Se ve claramente que no se conformó con perder la Vicepresidencia de zona, pues expresamente no le reconoce tal carácter a la que en las elecciones triunfó siendo su oponente. Y quizá ocurra que, cuando menos, otra Logia la siga en este camino, otra Gr.´. Log.´. que tiene motivos para sostener como causa de irregularidad, el que no se coloque el Libro de la Ley Sagrada en el Ara.
Debemos prever entonces el problema que se presentaría en la CMI si algunas Grs.´. Logs.´. mexicanas no quisieran colocar sobre el Ara el Libro Sagrado de la Ley, tal como fue la resolución de 2ª Conferencia, pues tal negativa determinaría la separación de estas Grs.´. Logs.´. del seno de la Confederación, se les tildaría de irregulares por algunas otras, imponiéndose la ruptura de relaciones. Por lo menos ya una, la de Nuevo León, determinó separarse de la Confederación.
Ante esta amenaza de una muy posible división, que quizá alcanzara grandes proporciones, debe estimarse necesario prever la forma de evitarlo por las Grs.´. Logs.´. reunidas en el X Congreso.
Conociendo ya que se trata de imponer como obligatorio el colocar sobre el Ara el Libro Sagrado de la Ley (léase Biblia, para los países de América) y como esto causará desagrado a muchos masones que estiman que es principio básico de la Orden el que puedan formar parte de sus filas los hombres de todas las religiones, de todas las ideologías, de todas las razas, etc., etc., esos Hh.´. se sentirían tiranizados si se les obliga a jurar por un libro que no es el de su religión, o simplemente porque quieran tener la libertad de no aceptarlo para jurar sobre sus páginas; podría darse el caso de que algunos Hh.´. juren sobre la Biblia sin poner sinceridad en su juramento, porque no lo consideren importante o piensen que es un simple gesto que no tiene más utilidad que mantener la unidad, sin gastarse en discusiones bizantinas, a causa de que seguramente piensen que la masonería tiene más altos fines.
Podría darse el caso de que algunos otros Hh.´. juraran sobre la Biblia haciendo abstracción de los cuatro evangelistas para atenerse al Antiguo Testamento.
O por último, podría darse también el caso de que algunos buenos masones se separaran creyendo que se acabó la libertad dentro de la Orden y que esta ya no debe componerse sino de aquellos que crean en la Biblia; se irán, pensando que es ya un mito la fraternidad universal, porque solo podrán hermanarse dentro de la "regularidad masónica", aquellos que sinceramente o insinceramente juren y acepten la Biblia. Y se irán estos Hh.´. decepcionados, a sus casas, o se irán a otras Logs.´., a quellas en que consideren que no se les hacen imposiciones que se rehúsan a aceptar.
Cuando se habla de que debe tomarse como el Libro Sagrado de la Ley, el de la religión dominante en cada país, para jurar sobre ese libro en las Logs.´. respectivas, no se ha procedido con sinceridad al respecto por los ortodoxos ingleses, pues en los países del vasto imperio inglés en que dominan las religiones orientales (budistas, musulmanes, etc.) los Hh.´. ingleses, en sus Logs.´. exclusivas, siguen jurando sobre la Biblia protestante; y entonces esto puede ser base para considerar que ellos sí tienen libertad para jurar solamente sobre los que ellos creen, sobre lo que a ellos les merece respeto.
Pues por esa libertad que debemos reclamar para todo H.´. masón, sea inglés o chino; sea alemán o marroquí; sea norteamericano o argentino; sea canadiense o mexicano; para todo H.´. masón, repetimos, se debe reclamar la libertad de que jure sobre el texto que le merezca respeto, sobre el libro que sí le merezca sinceridad al otorgar su juramento.
Y que entonces baste con que haya un H.´. que pida jurar sobre un libro que sí le merezca respeto, aunque sea distinto del que la generalidad de Hh.´. acepte como Libro Sagrado de la Ley, y que baste, se repite, con que lo pida, para que ese H.´. se vea satisfecho en su deseo.
Cuando se obtenga esto, habremos acabado para siempre con uno de los motivos que más divisiones han causado a nuestra Augusta Institución.
¿Podrá la Masonería Mexicana conseguir esta libertad?
Sí, seguramente. Que en cada Gr.´. Log.´. del país se acuerde colocar por sus Logs.´. Jurisdiccionadas la Biblia, cumpliendo así con el acuerdo de la 2ª Conferencia de la CMI; que siempre esté en el Ara durante sus trabajos ese Libro Sagrado de la Ley; y que no haya ninguno otro si así les satisface a los componentes de cada Tall.´.; siempre habrá algún H.´. a quien este libro le inspire consideración; pero si hay un solo H.´. que desee jurar sobre otro Libro Sagrado, conforme a la religión que tiene derecho a profesar, o el que conforme a su libre pensamiento considere como "su" libro y le inspire el respeto y la sinceridad de que se ha hablado, que también se coloque ese libro en el Ara, con lo cual no causará daño a ninguno de sus Hh.´. y así se habrán asegurado los principios básicos de nuestra Orden que todos conocemos.
Ahora por lo que hace a la división ya existente en diversas Grs.´. Jurisdicciones, como casi todas ellas se produjeron por dificultades electorales, deberán nombrarse comisiones de Grs.´. Logs.´. amigas cercanas a la que sufra esta anormalidad, para tratar de que haya entendimiento, procurar hacer estudios a fondo sobre los orígenes de cada caso; de las circunstancias que mediaron; y de los Hh.´. que promovieron las dificultades, de una y de otra parte, llegando, si es preciso y como último recurso, a que se suspendan o se eliminen a aquellos Hh.´. que sea necesario suspender o eliminar con tal de que se haga la total unificación.
Debe recomendarse de especial manera la solución del caso de Chihuahua, que es importante por sí mismo, y porque de este dependen, además, los casos de Yucatán y de las Huastecas. Son territorios en que aún quedan Grs.´. Logs.´. independientes que estaban confederadas con la Gr.´. Log.´. Independiente Mexicana que se fusionó con la Gr.´. Log.´. Valle de México en el año 1945.
Sigue en importancia el caso de Veracruz.
Después el de Valle de México.
Y probablemente sigan en importancia después los casos de Hidalgo y Campeche.
El X Congreso, constituido por Grs.´. Logs.´. Simbólicas no debe inmiscuirse en el caso de lamentables divisiones masónico-filosóficas que han causado grandes daños al prestigio de la Orden; no debe tratar de esas divisiones, porque son ajenas al simbolismo; pero sí debería recomendar a los Maestros Masones que influyan en aquellos cuerpos a los que tácitamente nos hemos referido, para que hagan valer esa influencia en beneficio de su propia unidad, y también porque a veces aquellas dificultades han tenido seria repercuciones en el Simbolismo, que también nos han sido muy lesivas.
Por lo que hace a procurar que desaparezcan los cuerpos espurios, es suficiente con el nombramiento de las comisiones a que antes nos referimos, pues el arreglo del problema trae aparejada la desaparición de los cuerpos espurios, lo cual es muy conveniente, porque de modo general son el receptáculo de elementos indeseables que en esta forma siguen en una actividad que siempre es perjudicial".

México, D. F., julio de 1952.

Referencias:

Revista Masónica Verbum, fundada el 1º de septiembre de 1934, Cuarta época, Año XVIII, Nº 42, Buenos Aires, julio-agosto de 1952, págs. 137-143.

Apéndice documental VIII
Masonería e Iglesia en la España fascista: El Grande Oriente Español y el Opus Dei


No sin misterio
emplea el Señor estas palabras:
"A los hombres, como a los peces, hay que cogerlos por la cabeza".


Confieso que soy un eterno rastreador de viejos papeles y documentos. Revisando en los archivos del Gran Oriente Federal Argentino-G. O. F. A., accedí a extractos de un texto publicado por el Boletín del Grande Oriente Español en el Exilio, año XII, Nº 140, dado a conocer en la zona de influencia del Río de la Plata (y aún más allá, debido al prestigio y difusión del medio que lo editó), por la revista masónica Verbum, Cuarta época, Año XIX, Nº 44, Buenos Aires, noviembre-diciembre. El texto data de 1952 y trata sobre el Opus Dei.
Conservo en mi biblioteca un par de volúmenes referidos al tema: Opus Dei. Así en la Tierra como en el Cielo, de Jesús Ynfante (Grijalbo, 1996). Quizá uno de los textos más profundos y completos que se hayan publicado, y en cuya solapa se leen conceptos tales como "el análisis más amplio de esta institución, que aborda a partir de la biografía de su fundador -algo imprescindible, por el intenso personalismo que impregna a la organización-, de su lucha por encontrar un lugar entre los sectores más conservadores de la sociedad, española primero y después mundial, y de sus esfuerzos por conseguir un estatuto jurídico favorable a las ambiciones de su Fundador. Más allá de su mensaje público, esta obra desentraña las dinámicas internas, en las que el totalitarismo, el oscurantismo y el culto a la personalidad desempeñan un papel tan importante". El tamaño de la información que aporta el autor en casi 700 páginas es apabullante.
El otro volúmen del que hablaba es Opus Dei. El totalitarismo católico, de Emilio J. Corbière (Sudamericana, 2002), otro ensayo periodístico notable del autor de La Masonería (Política y sociedades secretas) y La masonería II (Tradición y revolución). La contratapa consigna que el autor busca desentrañar el secretismo de "esta facción católica de derecha". Y luego agrega: "El Opus Dei es un grupo integrista surgido de las entrañas del nacional catolicismo autocrático que se desarrolló en los años de noche y niebla del fascismo español. Su ascenso se consolidó cuando los financistas de la Obra fueron en ayuda de Roma debido a la quiebra del Banco Ambrosiano y del Instituto de Obras Religiosas (IOR) en 1985".
"El Opus Dei contó en la España franquista con doce ministros sobre diesciséis, que acompañaron al tirano Francisco Franco durante su gobierno. La Obra apoyó las dictaduras militares de Augusto Pinochet en Chile y de Alberto Fujimori en Perú. Recientemente, cuadros de la organización fueron parte del fallido golpe de Estado en Venezuela contra Hugo Chávez".
La descripción se explaya en la llegada del movimiento a la Argentina en la década de 1950 y su consecuente apoyo a los diversos gobiernos de facto y la fundación por parte de la Prelatura de una estructura educativa que incluye colegios, institutos terciarios y universitarios, y una amplia red de intereses políticos y económicos, alcanzando una de sus más altas cotas de poder durante la época menemista.
Luego de esta breve introducción, es posible abordar la ya citada fuente de la masonería española en el exilio que dice: "extractamos los siguientes párrafos de una plancha que envía a sus hermanos en México, un masón que sufre en España el peso de la creciente intromisión de la autoridad eclesiástica en todos los asuntos de Estado, la familia y el individuo".

La carta

"La política religiosa española que mantiene el general Franco, el hombre más nefasto de la Historia y que ha adquirido la responsabilidad de la muerte de más de un millón de seres y de la destrucción de cientos de pueblos, además de esa actuación a la luz del día, tiene otra solapada, oculta, política de subsuelo que envenena a la juventud poniendo en su alma no la luz de la Libertad, sino el hollín de los autos de fe de la Edad Media. La organización marcha y actúa intensamente. Y con la aprobación del Papa Pío XII. Se trata del Opus Dei, institución española nacida en Madrid y debida al espíritu de un religioso, José María Escrivá de Balaguer.
Las normas -pensamientos y consejos, dice su autor- de esta institución civil, son en número de 982. Todas merecerían un comentario apropiado. Aquí en esta carta sólo he de limitarme a glosar unas cuantas, a pesar de que su inmensa mayoría contiene mucha enjudia. El libro es ponzoñoso y envenenador de almas jóvenes, inexpertas y generosas en la captación de ideas. Con esas normas se logra desviar la personalidad que cada ser lleva consigo para llevarla por la corriente de los egoísmos y de la dogmática teoría escolástica que rompe contra el atolón del libre examen.
Veamos lo que dice el Opus Dei en defensa del sometimiento incondicional induciendo al hombre a que vaya en manada como los borregos.
Nº 25 - No discutáis. De la discusión no suele salir la luz porque la apaga el apasionamiento.
Nº 57 -¿Quién eres tú para juzgar el acierto del Superior? No ves que él tiene más elementos de juicio que tú, más experiencia, más rectos, sabios y desapasionados consejeros; y sobre todo más gracia, una gracia especial, gracia de Estado, que es luz y ayuda poderosa de Dios.
Nº 871 - Niño: El abandono exige docilidad.
Nº 872 - No olvides que Dios tiene predilección por los niños y por los que se hacen como niños.
Es decir, estas normas son la letanía del sometimiento. Se rompe con aquello de que de la discusión sale la luz. Guerra a la discusión, que es contraste de opiniones; sumisión incondicional al Superior con sus errores y miserias, sus egolatrías, crueldades y ambiciones. Y por contra, docilidad del niño o los que se hacen como niños porque el Señor prefiere a los niños. Abolición del pensamiento. El Opus comete un grave atentado contra la inteligencia humana.
Solo se deja al Ser el automatismo sin el derecho de objeción ni de la proyección sobre su existencia para formar su carácter propio, en términos metafísicos, cuando se leen estas normas:
Nº 627 - Tu obediencia debe ser muda. Esa lengua...
Nº 936 - Al apostolado vas a someterte, a anodadarte, no a imponer tu criterio personal.
Nº 941 - Obedecer. Camino seguro. Obedecer ciegamente al Superior. Camino de Santidad. Obedecer a tu apostolado... el único camino.
Sigue el Opus con sus normas:
Nº 28 - El matrimonio es para la clase de tropa. No es para el Estado Mayor de Cristo. Así, mientras comer es una exigencia para cada individuo, engendrar es exigencia sólo para la especie, pudiendo desentenderse las personas singulares. ¿Ansias de hijos? Hijos, muchos hijos y un rastro imborrable de luz dejaremos si sacrificamos el egoísmo de la carne.
La sana moral no muestra otro camino y la moral es tesoro de virtudes accesibles a todo corazón que late, pero aquí el Opus sale al encuentro cuando dice:
Nº 61 - Cuando un seglar se erige en maestro de moral se equivoca frecuentemente; los seglares sólo pueden ser discípulos.
Nº 62 - Como los hijos buenos de Noé, cubre con la capa de la caridad las miserias que veas en tu padre, el sacerdote.
Con la anterior norma se incurre en una clarísima contradicción porque ¿no habíamos quedado que un sacerdote es un superior al que hay que someterse y que solamente él es maestro de moral, tiene más elementos de juicio y tiene más luz y ayuda poderosa de Dios?
Si su corazón abriga miserias, ¿qué autoridad posee para llevarse por el buen camino a los que no son limpios de ideas ni intenciones? La ambición de los hombres está fomentada por esta institución que se extiende sin descanso por España como mancha de aceite, con pensamientos que van directamente a la inteligencia de los adeptos haciéndoles soñar con el mando y el poder, enloqueciéndolos. Todos abrigan la esperanza de poder ser Caudillos.
Nº 16 - ¿Adocenarte? ¿Tú... del montón? Si has nacido para Caudillo...
Nº 19 - Voluntad. Es una característica muy importante. No desprecies las cosas pequeñas, porque en el continuo ejercicio de negar y negarte, en esas cosas -que nunca son fútiles ni naderías- fortalecerás, virilizarás, con la gracia de Dios, tu voluntad para ser muy Señor de ti mismo, en primer lugar. Y después guía, jefe, Caudillo, que obligues, que empujes, que arrastres con tu ejemplo, con tu palabra y con tu ciencia y con tu imperio.
Nº 365 - Si sientes impulsos de ser caudillo tu aspiración será: Con tus hermanos el último y con los demás primero.
Nº 833 - Caudillos... Viriliza tu voluntad para que Dios te haga Caudillo. ¿No ves cómo proceden en las malditas Sociedades Secretas? Nunca han ganado a las masas. En sus antros forman unos cuantos hombres-demonios que se agitan y revuelven a las muchedumbres, alocándolas para hacerlas ir tras ellos al precipicio de todos los desórdenes... y al infierno. Ellos llevan una simiente maldecida. Si tú quieres llevarás la palabra de Dios y las masas te seguirán.
Con estas normas sobre el Caudillismo se forma el último peldaño para llegar a lo alto del muro: Renunciamiento, sometimiento, sordidez, instrumento y después, quizá, conductor de multitudes. El negocio no puede ofrecer mejores perspectivas a la juventud o a aquellos que llevaron siempre en su alma los sentimientos en potencia de un déspota inhumano y brutal: el general Franco, pongamos por ejemplo.
Opus Dei (Obra de Dios), concebido por el padre Escrivá, el primer instituto secular llevado a la categoría de Derecho Pontificio mediante la concesión del "Decretum Laudis", al ser aprobado definitivamente por el Papa Pío XII se le considera en el estado de perfección completa. En la teoría y en la práctica es una institución de lucha, de agitación, de guerra. Mienten sus defensores cuando sostienen que ha venido a sembrar la paz y la alegría evangélica. Para el Opus el fin justifica los medios; y las Sagradas Escrituras y los mandamientos de la Ley de Dios no cuentan.
He aquí estas normas sobre la Paz y la Guerra:
Nº 11 - Voluntad. Energía. Ejemplo. Lo que hay que hacer se hace. Sin vacilar..., sin miramientos (...).
Nº 54 - ¿Contemporizar? Es palabra que sólo se encuentra en el léxico de los que no tienen ganas de lucha, comodones, cucos o cobardes, porque de antemano se consideran vencidos.
Nº 311 - La guerra... La guerra tiene una finalidad sobrenatural desconocida para el mundo; la guerra ha sido para nosotros... La guerra es el obstáculo máximo del camino fácil, pero tendremos al final que AMARLA, como el religioso debe amar a sus discípulos.
Nº 759 - Paz, paz -me dices-. La paz es para los hombres de buena voluntad.
Nº 840 - El ejército de Dios está formado por los hombres de buena voluntad.
Nº 905 - El fervor patriótico -laudable- lleva a muchos hombres a hacer de su vida un servicio, una milicia. No te olvides que Cristo tiene también milicias y gente escogida a su servicio.
Con la Cruz en una mano y la espada en la otra, las milicias del Opus buscan la victoria sobre las muchedumbres no sometidas a ellos. Las doctrinas de Jesús de Galilea eran todo otras y si en los primeros tiempos del Cristianismo fueron lanzados del Templo los mercaderes, ¿qué hacer hoy con los mercaderes de la religión que infectan a España?.
Hay otro lote de normas que merece ser fijado en las esquinas para que nadie las ignore. Aquí el Opus se ha quitado, como se dice vulgarmente, el caretón. El padre Escrivá desata su espíritu combativo en unos cuantos pensamientos a rajatabla. Ni entre la gente laica no sujeta a esas férreas doctrinas de la Iglesia Católica se escribió con tanta desenvoltura y desaprensión. Tres nuevos Apostolados se instituyen y tres nuevas Santas se llevan a los altares de la convivencia social. Son detritus que se depositan en el fondo de la conciencia de los seres. No se pueden leer las normas que a continuación transcribo, sin que la indignación crispe nuestros nervios.
Nº 5 - Acostúmbrate a decir: NO.
Nº 387 - El plano de santidad que nos pide el Señor está determinado por estos tres puntos: la Santa Intransigencia, la Santa Coacción y la Santa Desvergüenza.
Nº 398 - La intransigencia no es intransigencia a secas: es la Santa Intransigencia. No olvides que hay también la Santa Coacción.
Nº 44 - Pon la amable excusa que la caridad cristiana y el trato social exigen. Y después... camino arriba, con la Santa Desvergüenza, sin detenerte hasta que subas del todo la cuesta del cumplimiento del deber.
Nº 369 - La caridad de Jesucristo te llevará a muchas concesiones... nobilísimas. Y la caridad de Jesucristo te llevará a muchas intransigencias... nobilísimas también.
Nº 394 - La transigencia es señal cierta de no tener la verdad. Cuando un hombre transige en cosas de ideal, de forma o de fe, ese hombre es un hombre sin ideal, sin honra, sin Fe.
Nº 397 - Sé intransigente en la doctrina y en la conducta, pero sé blando en la forma. Maza de acero poderosa en funda acolchada.
Y desfilan los Apostolados:
Nº 850 - Qué conversaciones, qué asco, qué bajeza... Y has de convivir con ellos en la oficina, en la universidad, en el quirófano... en el mundo. Si pides por favor que callen, se te burlan. Si haces mala cara, insisten. Si te vas, continúan. La solución es esta: primero, encomendarles a Dios y reparar; después, dar la cara valientemente, varonilmente, y emplear el Apostolado de la Mala Lengua. Cuando te vea te diré al oído un repertorio.
Nº 975 - Urge recristianizar las costumbres y fiestas populares. Urge evitar que los espectáculos públicos se vean en esta disyuntiva: o ñoños o paganos. Pide al Señor que haya quien trabaje en esa labor de urgencia que podemos llamar el Apostolado de la Diversión.
Nº 973 - Venid detrás de mí y os haré pescadores de hombres. No sin misterio emplea el Señor estas palabras: "A los hombres, como a los peces, hay que cogerlos por la cabeza".
Qué hondura evangélica tiene el Apostolado en la Inteligencia.
Nº 399 - Libros: No los compres sin aconsejarte de personas cristianas, doctas, discretas. Podrías comprar una cosa inútil, perjudicial. Cuantas veces creen llevar debajo del brazo un libro... y llevan una carga de basura.
Si como dije al principio hubiésemos de comentar in extenso todas estas normas escogidas como las más tajantes del libro del padre Escrivá, sería necesario formar otro del doble de páginas del Opus, creación despreciable, que es el Evangelio de Acción Católica.
He creído conveniente redactar este escrito y referirme al Opus Dei para hacer resaltar, de una forma que no tenga duda, la formidable fuerza contra la que ha de luchar la Democracia en España. La política religiosa abarca el ámbito nacional y no se piense que, en un buen día, pudiera dejar sus posiciones tan mansamente. Eso, nunca ya. Sólo la violencia arrebatará a las derechas españolas el poder; violencia que sea ejercida por el Pueblo que pasa hambre y sufre cárceles y persecuciones. O bien una fuerte presión internacional que obligue al franquismo a soltar su presa. Hay que ayudar a los pueblos para que libremente se manifiesten y sean dueños de sus destinos, según doctrinas de las Naciones Unidas.
Este es el caso de España: 28 millones de españoles están tiranizados por no más de medio millón de armados. Entre esas normas del Opus a que nos venimos refiriendo, hay una que dice:
Nº 115 - Minuto de silencio... Quédese esto para ateos, masones y protestantes que tienen el corazón seco.
Y lo afirman ellos, que tienen el corazón rebosante de sangre, de la sangre generosa de los que asesinaron: (...) al poeta excelso, gloria de las letras hispanas, García Lorca, fusilado en Granada en una noche de luna clara... y así otros y otros ciudadanos ilustres, hombres honrados que cayeron ante el pelotón de ejecución por ser amantes de la Libertad.
Como colofón de cuanto llevamos escrito, piénsese en el significado, en el espíritu, en lo que lleva en sí la literatura de la Norma Nº 844: ¿Levantar magníficos edificios? ¿Construír palacios suntuosos? Que los levanten... Que los construyan... Almas. Vivificar almas... para aquellos edificios, para estos palacios. Qué hermosas cosas nos preparan...
Contra el Opus Dei, Obra de Dios, según el padre Escrivá, primero, y Pío XII, después, habrá que oponer un Opus Populi, Obra del Pueblo, con sus normas también. Y entonces diremos con Víctor Hugo que "esto matará aquello".
Y los españoles serán libres, sin esa carroña, sin harapos morales, sin trabas y coacciones que los tienen al margen de las civilización del Progreso y de la Democracia".

Apéndice documental IX
Crítica bibliográfica del libro de J. Boor/Francisco Franco, 1956.

"J. Boor, bajo el título genérico Masonería, da a conocer, en una edición (...) de Madrid, una serie de artículos que aquel publicó entre 1946 y 1951 en el diario madrileño "Arriba" y en los que atribuye a nuestra Institución todo lo malo que aconteció durante los últimos siglos en el mundo en general y en España en particular. En realidad lo único que no se debe a la Masonería son las plagas que asolaron Egipto en época de los faraones. ¡Menos mal!
Todos los crímenes políticos y los otros son debidos a la Masonería. (...) A Petain se le condena por ser católico; a Hitler y Mussolini se les derriba por haber desplazado, al ocupar el gobierno en sus respectivos países, a los masones y estos deseaban recuperar las posiciones perdidas. Lástima para el autor que los sucesores de ambos dictadores sean dirigentes pertenecientes a partidos católicos romanos.
Pero no para ahí la Masonería: Humberto por ser masón de último momento es desplazado del trono de Italia; el ex rey de Bélgica es separado por ser católico ferviente y se niega a entrar en la Masonería; si bien los comunistas se oponen a la masonería y la persiguen, eso no es óbice para que en otro artículo se afirme que son aliados; la creación del estado de Israel es hechura de la Masonería para molestar al catolicismo; la independencia de los estados árabes del África del Norte y del Cercano Oriente es intriga masónica para molestar a España.
Indudablemente es una obsesión del autor ver en todas partes a la Masonería a la que sobre todo le achaca de haber eliminado a los jesuitas, haber minado el imperio español y haber dado independencia a las colonias españolas en América para alejarlas de la madre patria y del regazo de la iglesia católica romana. Sin olvidar que la Masonería es la culpable de la tardanza para que el régimen franquista entre a la organización de las Naciones Unidas.
Todas estas acusaciones el autor las resume en esta frase: "Los masones de España significan esto: la traición a la patria y la amenaza de la religión; abyectas figuras que, por medrar, son capaces de vender sus hermanos al enemigo". Y dado que el régimen franquista persigue a la Masonería, como buen español (?) exclama: "Con Franco hasta la muerte".
Edición lujosa, muy bien impresa aunque con bastantes errores tipográficos que en más de un caso constituyen verdaderas perlas (que J. Boor atribuirá, a no dudar, en la próxima edición, a mano de masón), convencerá a todos los lectores con discernimiento de cuán falaces y soeces son las acusaciones contra la Masonería y de la bondad de nuestra institución".

Referencias

Revista Símbolo, Gran Logia de la Masonería Argentina, septiembre/diciembre de 1956, Año XI, Nro. 46, págs. 160-161.